Para tu salud y la de tu familia, mantén tu tinaco limpio y desinfectado. Te mostramos como.

Limpiar los tinacos es una cuestión de higiene y de prevención de enfermedades. Si quieres disponer de agua potable debes evitar que el fondo comience a cambiar de color a gris, café o verdoso. Estas partículas que generan esta alteración pueden poner en riesgo tu salud ya que al tomarla, podrías adquirir alguna enfermedad, como por ejemplo, cólera, fiebre tifoidea, diarrea, entre otras. También pueden aparecer minerales que forman una especie de sal o piedras. Estas pueden llegar a bloquear tus tuberías. Es recomendable limpiarlo cada 6 meses.


¿Cómo limpiar mi tinaco?